mente 9

Sólo otro weblog de WordPress.com

CARTA A UN PRESIDENTE NO NACIDO

Posted by Ricardo en 29 septiembre 2009

CARTAQuerido Sr. Presidente:

Le escribo la presente con la intención y el ánimo, elogiando que la experiencia ha de servir para no tropezar dos veces en la misma piedra en la creación del futuro, de salvaguardarle de la repetición de conductas que han sido habituales aquí, en la Tierra.

Seguramente le hablarán de muchas cosas, unas creíbles y otras no tanto, en cualquier caso, le sugiero que intente pensar por usted mismo, cosa que dicho sea de paso, no le será muy fácil pues aquí la costumbre es aprender por aprender, normalmente.

Todo o casi todo está clasificado: fé, esperanza y caridad como Virtudes teologales, prudencia, justicia, templanza y fortaleza como Virtudes cardinales, la lista de los Reyes Godos, los Montes y los Ríos, las Culturas, los Sexos, las capacidades y habilidades humanas, los Astros, las Galaxias bueno, un sin fin de casillas en donde todo está aparentemente controlado y bien, en oposición al mal.

Le contarán probablemente la historia de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, figuras cristianas simbolizantes de la victoria, el hambre, la guerra y la muerte como elementos que un día arrasarán el mundo cuales plagas proféticas mas no haga demasiado caso pues con el correr de los tiempos nos hemos dado cuenta de que si bien los Cuatro Jinetes existen, no eran los que nos habían contado y aún más, no tendrían que sobrevenir, la profecía ya se había cumplido y los teníamos aquí. Los que realmente son y debe cuidarse mucho de ellos representan: el poder, la riqueza y la fama, tres jinetes que resultan del aprendizaje social pues procuran tener mucho sin hacer nada claro está, a costa del sacrificio de los demás pero, el más temible e importante sobre el que le ruego mucha atención ya que no es sobrevenido, sino congénito y muy difícil de detectar, es el cuarto jinete: LA IDIOTEZ.

En nuestra Humanidad se la define como el retardo mental más agudo. Los síntomas de los afectados suelen ser la inmovilidad, adolecen de incontinencia existencial, babean, suelen ser mudos o sólo emiten sonidos sin sentido, son en general a-sociales o falsamente sociales y no tiene noción del mundo exterior.

Créame Sr. Presidente que este jinete ha sido la peor de las epidemias esperando por ello el advenimiento de un verdadero líder, resistente genéticamente y que, insisto, luche por aprender a pensar por sí mismo.

Aunque probablemente no tendremos el gusto de conocernos, al menos en mi forma actual, intentaré contactarle en la otra que adquiera en vidas posteriores.

Mis mejores deseos y apoyo para la creación de una HUMANIDAD INTELIGENTE.

Anuncios

2 comentarios to “CARTA A UN PRESIDENTE NO NACIDO”

  1. AMBER said

    Enhorabuena, un artículo muy inteligente, ingenioso y esperanzador. Somos muchos los que tenemos la esperanza de llegar a conocer y disfrutar de ese presidente que está por llegar.

  2. Maite said

    Los cuatro jinetes de los que hablas son la elección erronea de un alto porcentaje de la humanidad.Intentemos ser más humildes y sencillos en vez de ser idiotas y desear el poder, la riqueza, la fama… y todo ese conjunto de cosas que sólamente nos pueden llevar a la mayor de las tristezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: